Mireia Torres clausura los 'Martes Qalidès' con una cata de los vinos de finca de Miguel Torres

Una vez más el patio de la Taverna de Vinseum se llenó de gente para poder asistir a las catas de Martes Qalidès y, en esta ocasión, para presenciar la última sesión del ciclo. Durante 12 semanas las bodegas que forman parte de Qalidès, Terrers del Penedès, han transmitido a más de 400 personas, las historias de sus bodegas, anécdotas y, sobre todo, han oferido sus vinos más preciados, los vinos de 'teruño'

Mireia Torres, presidenta de Qalidès y miembro de la quinta generación de la bodega Miguel Torres, presentó cinco vinos de finca empleados bajo DO Penedès: Waltraud, Fransola, Mas Borràs, Mas La Plana y Reserva Real.

La portavoz, en esta ocasión, de la familia Torres, puso especial énfasis en la composición de los terruños, el proceso de elaboración, su crianza y la historia de cada uno de estos vinos,

Desde la Asociación Qalidès se valoró esta colaboración con  Vinseum como "muy satisfactoria", sirviendo los objetivos de la entidad de hacer "promoción de una viticultura sostenible y ecológica con el entorno, el conocimiento de la personalidad y la excelencia de cada uno de los vinos que se han probado en los dos ciclos.".
La presidenta de Qalidès remarcó la importancia del enoturismo como eje transversal entre el Penedés, los vinos, las bodegas y Qalidès, e invitó a todos los asistentes a visitar cada bodega para conocer más de cerca la filosofía de cada familia y sus vinos.

Taverna de Vinseum:
Desde La Taverna de Vinseum están muy satisfechos, tanto por la acceptación del público, llenando el local cada sesión, como por el grado de implicación de las bodegas, ya que "no es habitual que el consumidor final tenga delante el jefe visible de una bodega de prestigio, transmitiendo de manera immejorable la filosofía y la manera de trabajar de su casa" dice Ton Colet, sommelier de La Taverna de Vinseum.

Qué es Qalidès

Qalidès es una asociación de bodegas del Penedés que defienden el carácter y la calidad de los vinos de la zona, respetuosos con su entorno, su identidad paisajística y la riqueza de un territorio con 2.500 años de experiencia en la producción vitivinícola.